Elogio a la indiferencia

Por  |  23 Comentarios

Karla Martínez

Elogio a la indiferencia

Te propongo la teoría de la reminiscencia;
quedas en mi mente como una quimera,
pues tengo un astroblema en el corazón:
se filtran lágrimas mudas,
surgen improntas
y mueren instantes.

Hoy somos sombras de un pasado truncado
y efigies de un mañana desertor.

Visito el tribunal de mi conciencia,
llamamos de testigo a una presencia ausente,
las evidencias revelan promesas agotadas,
¡ese crimen ha sido un montaje ideal!,
sentenciamos al amor: está marchito.

Tú y yo, en ese instante…
miradas que se evaden
sin intención de encontrarse.
Contemplamos el horizonte,
en un afán de extraviarnos.
Un tú y yo…
un nosotros en pretérito de pretender.



Efigie de maldad

Auschwitz-Birkenau

-¿Escuchas eso?

-¿Te refieres al tren?

-No, es el sonido de la muerte…

Violencia, una palabra que estremece o que cautiva, depende del observador y de las filias. En términos generales, aceptamos la violencia en nuestra vida cotidiana, es común, ver imágenes irascibles, escuchar peleas, hablar de guerra. ¡Ah! pero en diferentes grados, porque no es lo mismo la algolagnia, que un sufista musulmán; o en términos posmodernos, no es lo mismo un BDSM[1], que un numerario del Opus Dei[2]. Sin embargo, en ambos escenarios, hay humanos, golpeándose con objetos distintos, cambian las causas, los instrumentos y la legitimidad que la sociedad pueda darle. La violencia está presente, llámese como se llame.

Quiero saber …¿qué se siente matar una persona?  No es por odio sino por lástima, en ocasiones, la humanidad me repugna.

¿Porque te asombras mortal? si diario en tu mente alguna imagen perturba tu “naturaleza” pacífica, sólo voltea a tu alrededor y dime… ¿hay algún rincón en el que puedas estar a salvo del conflicto?…ya ni siquiera en el Tíbet se puede estar en armonía.

“Between these two, I now felt I had to choose. My two natures had memory in common, but all other faculties were most unequally shared between them…My devil had been long caged, he came out roaring. I was conscious, even when I took the draught, of a more unbridled, a more furious propensity to ill…Instantly the spirit of hell awoke in me and raged”

STEVENSON, Louis

Los hombres siempre han destruido y asesinado como si ello fuese algo natural.Sin embargo, ¿por qué nos es impactante la imagen de una tortura, algún acto psicópata?, los humanos tienen sed de morbo; la violencia nos atrae en parte porque nos disgusta y ese malestar hace que la crueldad exhibida nos interese.

El dolor que incluimos en el arte no resta placer estético sino que le da un significado pleno; es cierto que rechazamos la crueldad en nuestros momentos de sensibilidad pero también sabemos aplicarla en una situación de disfrute estético, tenemos como ejemplo el caso de “Saturno devorando a su hijo”, de Goya, que es una pintura completamente violenta a la vista, sin embargo en esta pintura, lo grotesco se torna bello.

Otro ejemplo claro es el experimento Obedience to Authority: An experimental View practicado por Stanley Milgram en Yale, que tenía como finalidad medir la buena voluntad de un participante a obedecer las órdenes de una persona en autoridad, aun cuando éstas pudieran entrar en conflicto con su conciencia personal. La persona se siente responsable ante la autoridad que la dirige, pero no siente ninguna responsabilidad por el contenido de las acciones que la autoridad de prescribe. Caso similar a las órdenes que se dan en el ejército o lo ocurrido con la solución final.

¿Qué se siente matar una persona?…No lo sabré, prefiero ser, en términos de Ionesco, aquella persona que se negó a convertirse en El rinoceronte para ser aceptado por sus congéneres mutados en bestias.

Impermanencias

Sólo quedaba su sombra,
con el ocaso desaparecía.
Sólo quedaba su aroma,
con el viento no se distinguía.

Ya no quedabas tú,
sino la puesta de sol.
Sólo quedaba yo
y nos soplaba un suspiro.


[1] Son siglas para abreviar prácticas de sexualidad no convencional, asociada con la subcultura leather (prendas negras y artículos de cuero). El acrónimo de BDSM está formado por las iniciales de algunas de dichas prácticas.

[2]Los numerarios del Opus Dei realizan diversas prácticas ascéticas de mortificación corporal como el uso del cilicio, además de la autoflagelación y el ayuno.

_____________

Karla Martínez (Ciudad de México, 1988) estudió Ciencias Políticas en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Crítica del entorno humano, se dedica a deconstruir las absurdas quimeras de la sociedad. Actualmente cursa la carrera de Sociología en la UAM-I.

Revista cultural

23 comentarios

  1. tere

    1 Septiembre, 2010 at 5:09

    es muy profundo y me gusto mucho, me gusto mucho el que usaras citas y el como te expresas y llenas stas columnas con tanta exactitud.
    muy bueno

  2. ale

    1 Septiembre, 2010 at 5:20

    hola! en verdad es muy padre como escribes, tienes muy bonitos versos muestras tu alma en cada uno de ellos!

  3. Pingback: Tweets that mention Elogio a la indiferencia | Blog de Cuadrivio -- Topsy.com

  4. lector

    1 Septiembre, 2010 at 5:32

    he de suponer que por tu manera de expresar tus visiones has tenido una trayectoria un tanto… inspiradora, con esto me refiero a que no cualquiera adquiere la habilidad de percibir detalles que podrian resultar tan irrelevantes ante el mundo acelerado que tenemos hoy en día. Espero sinceramente que todo lo que escribes aqui lleve a la reflexionar a todos aquellos que como yo encuentran por casualidad tus palabras y asi generar un cambio que podria resultar minimo y aun asi que tanto necesitamos. Espero pacientemente tu proxima publicacion, creo que valdrá la pena

  5. Solaris

    1 Septiembre, 2010 at 5:37

    Elogio a la indiferencia, es un poema que no agradecería ya que es el peor castigo hacia las personas. Sin embargo refleja algunas cosas que sentí el fin de semana.

  6. Mariana Toeldano

    1 Septiembre, 2010 at 5:40

    Me gusta mucho la forma con que percibes la vida y la manera en la que observas a la sociedad y la cuestionas.

    Tu estilo es único y muy fresco. Felicidades.

  7. Deyanira

    1 Septiembre, 2010 at 5:53

    Es agaradable encontrar gente que no este conforme con todo, que busque mas aya de lo que hay.. m parece muy buen trabajo

  8. Alejandra Alcantara

    1 Septiembre, 2010 at 5:55

    buenas noches señorita
    lo que usted pone es muy interesante me gustaria conocerla para platicar mas afondo del tema

  9. la numeritos

    1 Septiembre, 2010 at 5:56

    Hoy somos sombras de un pasado truncado
    y efigies de un mañana desertor

    En realidad no se que decirte. Vivimos en la incertidumbre del destino y el azar que no nos permite pisar sobre suelos concretos….
    aprecio tu escrito

  10. Paulina Berriel

    1 Septiembre, 2010 at 6:00

    Me encanta ver que existe gente inspirada y llena de ideas innovadoras. No dejes de escribir y dejar volar tu imaginación se ve que eres una persona muy preparada y cpon ideas firmes y radiantes
    saludos!

  11. Matoskah Liwanu

    1 Septiembre, 2010 at 6:00

    profundas palabras que hacen reflexionar

  12. drusils

    1 Septiembre, 2010 at 15:04

    El Tíbet nunca ha sido un lugar armónico.

    La violencia como catarsis: tanto en la vida real como en el arte la violencia se vuelve catártica, y todos queremos la liberación de la catarsis.

    Muchas gracias por compartir estas ideas.

  13. Tilionn

    1 Septiembre, 2010 at 17:37

    Me alegra a sobremanera no leer, de nuevo, en este espacio, más líneas dedicadas al juego del “amor occidental” que la sociedad de consumo nos impone a través de, lo que se supone es la poesía.
    Así, reflexionar sobre la violencia constituye un verdadero desafío en momentos en que la posmodernidad nos empuja de manera vertiginosa hacía experiencias sanguinarias, cuando es posible escindir por completo el ultraje y la sangre de la estética, cuando es tolerado por nuestros congéneres la fiesta de la fertilización asistida de la muerte que nos lleva a cambios sustanciales como la disolución del modelo de la vida misma, por la “cosificación hostil” de nuestra efímera existencia.
    Aplaudo la alejada diplomacia en que estas líneas plasman su carácter problemático en la repugnancia por la humanidad, aún frente a las imágenes idealizadas de gran cantidad de representaciones “culturales”.

  14. Roberto R.

    1 Septiembre, 2010 at 19:21

    Veo que publicaste lo que tenías en tu blog, admiro la forma en la que logras que las experiencias cotidianas sean tan espirituales. Enhorabuena, sigue escribiendo.

  15. Eduardo

    2 Septiembre, 2010 at 4:48

    me deja con una interrogante.
    la indiferencia debe de ser elogiada? No dejamos de ser indiferentes al elogiarla?
    interesante?
    un saludo!
    me gusto (:

  16. Miguel A.

    2 Septiembre, 2010 at 4:50

    me gustan tus ideas escritas
    pero más aprecio las fotografías, esa abstracción de tu idea….
    me gustaría saber si son tuyas…
    en especial la de las palomas en 3 tomas…
    soy fotógrafo y esa en especial me gustó
    muchas gracias!

  17. lentedigital

    2 Septiembre, 2010 at 4:57

    discúlpame Miguel A. si eres fotógrafo podrás notar que no son palomas, son patos…. y si sabes un poco más de fotografía sabrás que la fotografía de la ventana tiene mejor calidad fotográfica… también soy fotógrafa, solo para aclarar…
    a el autor, felicidades me gusto mucho

  18. Miguel A.

    2 Septiembre, 2010 at 4:59

    disculpada estas “lentedigital” por saber que en gustos se rompen géneros…
    atte. Miguel A. cámara ANALÓGICA

  19. letritas

    2 Septiembre, 2010 at 5:01

    amooooooooooooooooo tus ideaaas!!!
    en que t inspiras?
    de verdad te admiro mucho!!
    eres una gran escritora

  20. lentedigital

    2 Septiembre, 2010 at 5:02

    otro dato cultural para principiantes.
    es cámara ANÁLOGA…
    elogio a la indiferencia….

  21. Mocaccina

    2 Septiembre, 2010 at 5:59

    No existe el bien, no existe el mal, sino sentimientos puros que nos hacen razonar. Detalles efímeros, tan efímeros como aquellas primeras sensaciones de placer, asco, felicidad, amargura…que nos pone la piel chinita y nos provoca gestos irrecordables, casi irrepetibles ,pero demasiado entrañables, casi catárticos.

    Es difícil volver a sentir lo mismo en una situación similar, como la muerte. Siempre está ahí, nos llega de sorpresa y de pronto desaparece; a veces la llamamos, otras más la alejamos, de repente ni la recordamos, pero cuando regresa, la afrontamos. Así la catarsis, de la cual no podemos liberarnos, pues en si, la catarsis es liberarse, nos provoca una confrontación de nosotros con nosotros mismos, nos hace dudarnos, analizarnos, criticarnos, replantearnos, eliminarnos… y luego, nos sentimos absurdos y fuera de lugar.

    Qué bien es sentirse así.

  22. karlayoselin

    2 Septiembre, 2010 at 6:58

    Tere, Ale, Mariana, Deyanira, Paulina, “numeritos”, Matoskah, Roberto, Ale A. o “letritas”, les agradezco sus cumplidos, aunque me gustaría que hubiese mayor retroalimentación o incluso una crítica destructiva.
    Miguel A. y lentedigital, aplaudiría no hacer de esta publicación “un chat”, efectivamente las fotografías son de mi autoría, aunque no fue en 3 tomas, sino 2 y sí, son patos, en algún parque, la de la ventana es en los campos de concentración en Auschtwitz-Birkenau, la del fuego es en Cracovia.
    Lector y Tilionn, mi teleología es escribir por el gusto de hacerlo, en ocasiones me es difícil escapar de los paradigmas, sólo es otra percepción e interpretación sensible para entender cómo es que descubrimos y asimilamos el entorno.
    Drusils, concuerdo con la existencia del conflicto ancestral en el Tibet, por ello me resulta paradójico que vidas dedicadas a la paz interna y a la vida contemplativa, que piden a convivir en armonía, se encuentren en una esfera de violencia.
    Eduardo y Solaris, apelo por la indiferencia, porque es una emoción, sentir emociones, nos recuerdan que existimos y como lo expresa Mocaccina, el quid de esto, es disfrutar el momento, incluso la tristeza que mi elogio pueda provocar.
    Gracias a todos por sus comentarios.

  23. Ely VMtz

    1 Febrero, 2012 at 23:05

    Me encantó. Hasta me sirvió de inspiración.

    Gracias Karla Martínez =)

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *