¿Qué hacen aquí?

Por  |  0 Comentarios

Eduardo Cerdán

 

Ana García Bergua, quien cuenta ya con una posición importante en las letras mexicanas por su obra narrativa, publicó con el sello Textofilia el libro de cuentos La tormenta hindú y otras historias, coeditado por Conaculta en 2015. Ni el título ni la cuarta de forros escrita por Fabio Morábito sirvieron para formarme una idea clara de ante qué tipo de relatos me enfrentaría. Es difícil, en efecto, hablar de un libro como éste, porque todo suena genérico. El cuento, como lo han dicho ya los grandes, pide casi siempre rupturas, discontinuidades, crisis en las vidas de los agonistas, porque lo banal es mal asunto para un cuentista. García Bergua se apropia de esta afirmación y se dedica a hallar esos quiebres, que, aunque sean simples fisuras, son todas las veces significativos, en personajes ordinarios cuya cotidianidad se ve alterada por la reaparición del bully de la escuela, verbigracia, o por la posibilidad de un padecimiento letal.

Los personajes de La tormenta hindú son todos seres con altas dosis de patetismo que se ven apabullados por lo inevitable, es decir, por el paso del tiempo, por la caducidad del cuerpo y de la memoria. Por ejemplo: el cuento que da título al volumen trata sobre una pareja octogenaria que por intentar nuevas posiciones sexuales sacadas de un libro («la tormenta hindú» es una de ellas) terminan lastimándose los huesos en no pocas ocasiones, lo que invita a que sus hijos intervengan. García Bergua, y esto es un gran acierto, logra inyectar una buena medida de humor agridulce, como diría Rosa Beltrán, a casi todos los cuentos, aunque todos ellos hablen de calamidades.

Me gustó el modo en que la autora inserta varias historias dentro de un orden fantástico –ora alegórico, ora de pesadilla– que alcanza su plenitud hasta el final. Aunque la mayoría de los relatos tienen estructuras como las de Chéjov, los cuentos fantásticos son más bien redondos. En estos últimos importa menos la trama que la resolución de los conflictos, mientras que en los otros hay un interés notorio por la así llamada psicología de los personajes y por el desarrollo de los hechos.

«Será la edad», concede Ana García Bergua cuando habla de los temas de su nuevo libro, en donde habita un espíritu de desacralización de los viejitos, como lo hay en escritoras como Inés Arredondo, Guadalupe Dueñas o Beatriz Espejo. De García Bergua aprecié su amplitud de miras, que a diferencia de las recién citadas se ocupa de personajes masculinos y femeninos por igual y que ocupa varias voces, registros y extensiones.

Sea éste mi personalísimo intento de hablar sobre La tormenta hindú y otras historias, un ejercicio difícil –como lo dije ya–, lo cual refleja la universalidad en los cuentos de Ana García Bergua. Su tema, dicho de manera burda, es el conflicto humano. Y eso nos toca a todos.

 

 

____________

Eduardo Cerdán (Xalapa, 1995), narrador y ensayista, es profesor adjunto en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Fue becario de la Fundación para las Letras Mexicanas en verano de 2015. Ha sido premiado en concursos nacionales de relato y ha participado en antologías de cuentos mexicanos e hispanoamericanos, así como de ensayos sobre literatura hispánica. Ha colaborado en publicaciones periódicas como la Revista de la Universidad de México, La Jornada Semanal, Literal, Latin American Voices y La Palabra y el Hombre. Estudia la obra de las cuentistas siniestras del Medio Siglo mexicano. Textos suyos se han traducido al inglés y al francés.

Revista cultural

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *