Polvos del Norte

Por  |  0 Comentarios

Eduardo Cerdán

 

You know the proverb, Mr. Hale, «set a beggar on horseback, and he’ll ride to the devil,»well, some of these early manufacturers did ride to the devil in a magnificent stylecrushing human bone and flesh under their horses.

Elizabeth Gaskell, North and South

 

 

Hace ya dos años que la editorial Ficticia publicó el libro Ellos saben si soy o no soy de Elpidia García, chihuahuense radicada en Juárez con una obra corta dedicada exclusivamente al cuento. El título, tomado del no muy logrado poema «Ellos» de Mario Benedetti, le viene de perlas al cuentario porque encierra uno de los problemas medulares que en él se exponen: la pérdida de la identidad.

Ellos saben si soy o no soy, que lleva en la portada un genial sketch de Jeffrey Richter, ilumina una zona poco concurrida del imaginario norteño mexicano: el universo de las maquilas. Predispuesto –por lo que versa la contraportada– a leer cuentos con atmósferas «oníricas», me encontré con una sorpresiva colección de relatos que la mayoría de las veces se sumergen en las aguas de la literatura no de lo onírico o de lo maravilloso, sino de lo fantástico y de lo extraño.

El libro de 2014 reúne 22 cuentos divididos en dos partes: «Maquilas que matan» y «Cofre de cascabeles». La última se caracteriza por contener cuentos más cortos con mecanismos propios de la minificción, la cual prefiere sugerir más que enunciar y encierra en pocas líneas un universo que rebasa por mucho lo que se dice en la anécdota. Es en esta sección donde la arreoliana Elpidia García coquetea a menudo con formas clásicas como el exemplum, la parábola o la alegoría.

Aunque el conflicto interpersonal es importante en el libro –por las relaciones trabajador-patrón, por ejemplo–, prepondera el conflicto interior de los personajes. Hay, verbigracia, almas en pena cuya identidad se difumina al punto de olvidar sus nombres —como en «El guardagujas»—, criaturas que se metamorfosean, seres patéticos, desposeídos, luchadores, cuerpos colonizados…

El estereotipo de la llamada «literatura del Norte», que muchas veces mueve a pensar en migración y narcotráfico, no habla de una «moda», como diría el lector no muy aguzado, sino de la necesidad que tienen los autores de representar en sus obras lo que ocurre en su entorno más próximo. Elpidia García hace lo propio: amén de recrear el mundo de la maquila, que no le es ajeno, también inserta migrantes, violencia, drogas. Atina, además, en la construcción de los diálogos, que reflejan coloquialismos y giros lingüísticos muy norteños.

Al lector atento y exigente podrían molestarle, quizás, algunos símiles, sin que esto llegue a entorpecer la lectura en ningún momento. Pero son notables en éste, un primer libro de cuentos, el trabajo y las aspiraciones del estilo. El cuidado y la depuración de la prosa, además de la firmeza de los argumentos originalísimos y muchas veces siniestros, son las virtudes de Elpidia García que más valoro y que nunca decaen, lo que habla de su habilidad narrativa y de su compromiso con lo que escribe.

Ellos saben si soy o no soy, en conclusión, es un libro afortunado e hilvanado como tal que, dicho sea de paso, me hizo pensar en una frase que la protagonista de North and South, apabullada por el ambiente de la industria de algodón, dice en la adaptación que la BBC hizo de la novela victoriana de Gaskell: «I think God has forsaken this place. I believe I have seen hell and it’s white, it’s snow-white».

 

 

______________

Eduardo Cerdán (Xalapa, 1995), narrador y ensayista, es profesor adjunto en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Fue becario de la Fundación para las Letras Mexicanas en verano de 2015. Ha sido premiado en concursos nacionales de relato y ha participado en antologías de cuentos mexicanos e hispanoamericanos, así como de ensayos sobre literatura hispánica. Ha colaborado en publicaciones periódicas como la Revista de la Universidad de México, La Jornada Semanal, Literal, Latin American Voices y La Palabra y el Hombre. Estudia la obra de las cuentistas siniestras del Medio Siglo mexicano. Textos suyos se han traducido al inglés y al francés.

 

Revista cultural

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *